domingo, 5 de marzo de 2017

AFTERTHOUGHT-CONOR OBERST

 El nacimiento de un  rosal ( fragmento)

"...A sus pies departían tres palomas. Se miraban entre ellas con respeto  y falsa  cortesía, conociéndose, buscándose debilidades, intentando  predecir , estratégicamente, cuál sería el lugar donde caerían las migajas del bocadillo que se  estaba comiendo. Las observaba  y las entendía. No eran ni mejores ni peores que las personas, siempre a la expectativa , defendiéndose  sólo con no entrometerse, aguardando cadáveres para alimentarse, los pájaros sus estómagos, las personas sus ganas de  circo y su aburrimiento...."






Coletilla

Me levanté esta mañana y aún llevaba aquella corbata,
Aquella con el dibujo de una hoz y un martillo.
Tiré a la basura  todas las pastillas que el doctor me  recetó
Y fui a que me diera un poco el  aire.

Las calles estaban abarrotadas con carteles y anuncios,
Camiones de comida aparcados en doble fila  dentro de sus márgenes,
Pensé en que debía desayunar pero me quedé con el vino,
Siempre escojo el hambre antes que la desesperación,
Siempre  escojo lo que es posible antes que lo que está ante mis ojos.

Pero no es como si “nosotros siempre tenemos lo que queremos”,
No importa lo duro  y  cuánto tiempo  hayamos luchado,
Mi felicidad es una simple coletilla.
Cuando estoy con ella  la guardo en mi  cabeza.
Entonces ella se  marcha  y a mí se me ha acabado el tiempo.

Hoy me subí a la  silla de un  barbero
Para oir los cotilleos de la  ciudad y limpiarme el  pelo.
El barbero  me  dijo que la  había visto 
En las  escaleras de la estación de  autobuses
Con su maleta amenazando con empezar a caminar.

No estoy seguro de que fuera verdad
Pero me  arriesgaré en adivinarlo.
Es probable que  no sea nada más
 Y es probable que no sea nada menos
Que aquel chico del instituto estuviera aceptando apuestas,
Sus braquets seguramente serán falsos
Si… es prudente  pensar que quizás ella se haya perdido.

Pero no es como si “nosotros siempre tenemos lo que queremos”,
No importa lo duro  y  cuánto tiempo  hayamos luchado,
Mi felicidad es una simple coletilla.
Cuando estoy con ella  la guardo en mi  cabeza.
Entonces ella se  marcha  y a mí se me ha acabado el tiempo.


No puedo preocuparme por el estado en que me  encuentro,
En el punto más  alto de este  escándalo
Dando tantas  vueltas que me  mareo.
Hago audiciones  hasta que creo que soy Errol Flynn
Y le  doy vida , pero no es más que papel mojado

Y me levantaré mañana aun llevando aquella corbata ,
Aquella con el  dibujo de una  calavera con sus huesos cruzados,
Si me  preguntan si la  echo de menos, es  fácil mentirles.
En este  mundo todo es más de lo mismo.
Y no me  sentiré ni orgulloso ni avergonzado.

Porque no es como si “nosotros siempre tenemos lo que queremos”,
No importa lo duro  y  cuánto tiempo  hayamos luchado,
Mi felicidad es una simple coletilla.
Cuando estoy con ella  la guardo en mi  cabeza.

Entonces ella se  marcha  y a mí se me ha acabado el tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada